Cuatro personas han muerto y ocho más han quedado heridas graves por culpa de los accidentes de tráfico este fin de semana. El peor se produjo ayer en la C-63 en Vidreres, donde chocaron tres coches y murieron dos personas.