Ésa es, al menos, la intención de la dirección del Cuerpo en Andalucía Occidental. El objetivo de este nuevo plan, que comenzó a funcionar el pasado 6 de octubre, es reforzar los servicios que se vienen desarrollando en horario nocturno, fines de semana y días festivos. Realmente, habrá entre 35 y 40 coches para las noches. El propio jefe de Policía de Andalucía Occidental, señala que hay que tener en cuenta los descansos de los agentes y los que acudan al día siguiente a prestar declaración a los juzgados, las bajas por enfermedad y las vacaciones.

El número de patrullas nocturnas ha ido aumentado conforme se ha ido incrementando la plantilla de la Policía Nacional en la ciudad. En 1998, eran siete los patrulleros disponibles para el turno de noche. En 1999 eran 12. Después, su número creció hasta los 20.

Por otra parte, durante las mañanas habrá 62 patrulleros, 66 en el caso del turno de tarde. Además un policía local se incorporará a la sala de control de la Nacional.