La medida fue aprobada el pasado viernes por el Ayuntamiento y responde a la demanda de los ciudadanos, que hace meses solicitaron al alcalde de la ciudad, Francisco Vázquez, un espacio de encuentro.

El centro de formación se encuentra en la carretera de San Pedro y cederá parte de su espacio a los vecinos hasta que éstos tengan un centro para mayores propio, que está pendiente del centro cívico que se construirá en un solar del barrio.

Las salas estarán abiertas de lunes a sábado de 9.00 a 14.00 horas, y de 16.00 a 20.30 horas, y los domingos, de 16.00 a 21.00 horas.