Sopa de gallina ecuatoriana, hayaca de maíz colombiana y lechón de cerdo filipino. Los inmigrantes ya casi pueden oler los platos típicos navideños que les esperan en sus países de origen a los que viajarán en dos o tres semanas.

Pero no hay billetes para todos. Este año las aerolíneas se han visto saturadas e incapaces de cubrir la demanda, a pesar de que la oferta de asientos a Hispanoamérica se ha duplicado gracias a Air Madrid y Air Plus Comet.

Las agencias de viajes y las compañías aéreas creen que este récord sin precedentes se debe al proceso de regularización. «A partir de junio empezaron a dar papeles y a confirmar reservas. Fue todo uno», reconocen en Open Viajes.

Esto explica que ya no haya billetes y que los que quedan sean carísimos, como aseguran los responsables de Avianca, que son testigos de que lo primero que hace un  inmigrante indocumentado cuando consigue el permiso de residencia es comprar un billete para ver a los suyos.

Los destinos más solicitados son Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. De hecho, hace cuatro meses que no hay plazas para Cali, Quito, Guayaquil ni Bogotá, según Quo Viajes, donde definen al inmigrante como un cliente previsor que compra con mucha antelación. Y con razón: hace ocho meses los billetes costaban 660€ de media y ahora, con suerte, 1400.

Entre 15 días y 3 meses

Volver a casa por Navidad vale la pena aunque suponga quedarse sin ahorros. Por eso los trabajadores extranjeros intentan amortizar el gasto y pasar el mayor tiempo posible en sus países, un plazo que va desde los 15 días hasta los tres meses. Además la mayoría prefiere volar un sábado o domingo porque así sus amigos o familiares pueden acompañarlos al aeropuerto y decirles adiós.

Volver a casa

María Fernanda P.

Colombiana, hostelera, 31 años

«Me marcho con mis dos hijas a pasar las navidades a Colombia. Salimos el 22 de diciembre y regresamos el 22 de enero. Compré el billete en julio y me costó 1.100€ por persona en las aerolíneas Avianca».

Perla Rizzo

Ecuatoriana, limpiadora, 39 años

«Quería visitar Ecuador en Navidad pero me dieron la tarjeta de residencia en octubre y ya no había billetes, estaban agotados. Ahora he conseguido pasaje para el mes de marzo, me costó 630€ en Avianca».

Miguel M. Escobar

Colombiano, electricista, 48 años

«Yo no puedo viajar a mi país porque mi tarjeta de residencia vence el 25 de enero y tengo miedo de no poder entrar de nuevo en España. Planeo viajar en marzo por unos 600€, cuando tenga la segunda tarjeta».

Maryann Tomas

Filipina, limpiadora, 33 años

«Estas fiestas no voy a volver a Filipinas porque ya fui hace un año. Además sale muy caro viajar en diciembre, es mejor hacerlo en febrero o marzo porque es temporada baja».