Unos 100.000 abonados pasan una segunda noche sin luz en Catalunya tras el temporal

Imagen de la copiosa nevada que cayó este lunes sobre Cervera (Lleida).
Imagen de la copiosa nevada que cayó este lunes sobre Cervera (Lleida).
J. A. RODRI.

Cerca de 100.000 abonados, sobre todo a la Costa Brava (Selva, Baix Empordà, Alt Empordà), continúan sin luz dos días después de la intensa nevada que colapsó el pasado lunes Catalunya y que dejó sin luz a unos 220.000 abonados, según ha informado el secretario general de Interior, Joan Boada.

Boada asegura que Fecsa-Endesa les ha informado que la tarde de este miércoles podrían recuperar el suministro eléctrico unos 50.000 abonados, en parte porque está previsto que Red Eléctrica Española (REE) pueda solucionar en las próximas horas los problemas en el segundo circuito de la línea entre Vic y Juià.

De hecho, la nieve podría caer de nuevo en las comarcas del interior de Girona como el Ripollès, la Fraga y Osona, aunque en poca cantidad, según ha informado el Servei Meteorològic de Catalunya. Las mismas fuentes señalan, además, que se mantendrán en Catalunya las bajas temperaturas y que esta noche serán inferiores a las de la madrugada pasada.

Según Boada, el suministro eléctrico ha vuelto a "saltar" esta noche porque el sistema no ha "aguantado" las soluciones provisionales que se habían emprendido, que llevaron a Fecsa a anunciar el martes por la noche que tan sólo 60.000 abonados seguían sin luz. En cualquier caso, Boada ha destacado que se han instalado 50 generadores eléctricos (y que hay 44 más en camino) para garantizar el suministro en puntos sensibles, como hospitales, residencias de ancianos, ambulatorios, así como en núcleos urbanos de los municipios de Platja d'Aro y Calella.

Paralelamente, todavía siguen sin servicio de teléfono fijo un total de 40.000 abonados a 43 municipios de Girona, sobre todo a la Costa Brava, mientras que la cobertura de telefonía móvil todavía está inactiva para el 50% de usuarios (el martes eran el 80%).

El portavoz de Fecsa-Endesa ha recordado que la zona más afectada por el corte del suministro se encuentra en el triángulo comprendido entre Bellcaire d'Empordà (Girona), Tordera (Barcelona) y el interior de Girona, aunque en esta zona ya hay poblaciones como Blanes que tienen luz. El temporal de nieve derribó 33 torres eléctricas de Fecsa-Endesa y dejó fuera de servicio catorce líneas y más de media docena de subestaciones.

Fuentes de REE han destacado que "la precariedad del sistema eléctrico de Girona, que no dispone de red mallada hasta que no se finalice la red de transporte que está en construcción, hace que ante situaciones extremas no sea posible dar respuesta a sus necesidades eléctricas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento