Al Qaeda libera a la voluntaria catalana Alícia Gámez tras 102 días de secuestro

    Roque Pascual Salazar (i), Alicia Gámez y Albert Vilalta, los tres voluntarios españoles que fueron secuestrados a unos 150 kilómetros de Nuakchot.
    Roque Pascual Salazar (i), Alicia Gámez y Albert Vilalta, los tres voluntarios españoles que fueron secuestrados a unos 150 kilómetros de Nuakchot.
    EFE

    La voluntaria catalana Alícia Gámez, secuestrada junto a Roque Pascual y Albert Vilalta por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) el pasado 29 de noviembre en Mauritania, ha sido liberada tras 102 días de secuestro. "Está sana y salva", aseguró la vicepresidenta De la Vega, que ha informado de que no se ha pagado ningún rescate.

    Gámez está bien de salud, aunque algo más delgada y afectada psicológicamente, según han informado fuentes próximas de la familia. La voluntaria está "contenta, agradecida y preocupada por sus compañeros, que están nerviosos, pero bien de salud", ha segurado la vicepresidenta.

    Gámez abandonó Malí acompañada de un negociador del gobierno de Burkina Faso. La voluntaria fue en un coche al aeropuerto de Gao, al norte de Malí, y voló hacia Burkina Faso. Gámez aterrizó en el aeropuerto de la capital de este país, Ouagadougou, donde la esperaba su hermano German y la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez. Desde allí, los tres volaron rumbo a Barcelona.La negociación de la liberación de Gámez la habría liderado el enviado especial del gobierno de Burkina Faso, que es quien ha trasladado a la cooperante catalana desde la región de Kidal, al noreste de Malí, hasta el aeropuerto de Gao. La liberación, según las fuentes consultadas, se habría producido hace unas 36 horas, que es el tiempo necesario para llegar hasta el aeropuerto.Roque Pascual y Albert Vilalta seguirán en manos de Al Qaeda a la espera de que avancen las negociaciones. En anteriores secuestros en el Sahel la organización terrorista liberó también a las mujeres bastante tiempo antes que a los hombres que mantenía en su poder.

    Desde primera hora de la manaña los rumores sobre su inminente liberación eran intensos. El propio presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, ha dicho en los pasillos del Congreso que estaba "esperando a que se confirmen algunas noticias. Las cosas van en la buena dirección".De profesión, funcionaria de justicia; de vocación, cooperante. Así se define y actúa Alícia Gámez. Además de formar parte de la junta de Barcelona Acció Solidària, ha sido también la responsable de varios proyectos de cooperación en la población senegalesa de Thionck-essyl, en la baja Casamance. En sus cinco participaciones en la Caravana Solidaria, Gámez se ha hecho querer y respetar por sus compañeros.  "Es un ejemplo: comprometida, trabajadora y muy buena compañera", la definen sus compañeros.
    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento