El grupo, cuyos miembros eran de Bulgaria en su mayoría, traían mujeres de la Europa del Este, las instalaban en pisos y sólo les dejaban salir para llevarlas a clubes nocturnos para trabajar como prostitutas, dijo el Ministerio. Las mujeres también recibían palizas con regularidad.

Como parte de la operación la policía también detuvo a 16 mujeres en redadas entres clubes de Alicante. Las mujeres de Rumanía, Brasil, Rusia, Paraguay y Colombia, fueron detenidas por estar en situación irregular.

La red también se dedicaba al tráfico de vehículos de lujo y la falsificación de documentos.