La explosión ocurrió el viernes en una mina en Wuhai, en la región interior de Mongolia, dijo Xinhua. La compañía que operaba la mina no tenía licencia de seguridad.

Más de 2.700 personas han muerto en inundaciones, explosiones, colapsos y otros accidentes mineros en la primera mitad de este año.

La inmensa industria suministra cerca de tres cuartas partes de la energía del país y está siendo forzada a mantener el ritmo producto de la voraz demanda de un rápido crecimiento económico.*.