Miguel Bosé
El cantante Miguel Bosé, durante la presentación en la Casa de América, en Madrid, de su nuevo álbum, 'Cardio'. EFE

El cantante Miguel Bosé ha asegurado este lunes al ser preguntado por la situación política de Cuba que "en todos los países existe" represión "a pequeño o gran nivel" y ha citado "lo que ha pasado en Valencia con la exposición fotográfica y el caso Gürtel". "¿No es ningún tipo de represión? Pues sí", ha añadido acto seguido Bosé en una rueda de prensa en Madrid para presentar su nuevo disco, Cardio.

En esta rueda de prensa, el cantante fue preguntado sobre los resultados del concierto Paz sin fronteras, que ofreció junto al colombiano Juanes el pasado 20 de septiembre en La Habana y que provocó las protestas de grupos de exiliados cubanos. Miguel Bosé ha defendido que el pueblo cubano "salió ganando" con este encuentro y ha anunciado que volverá a reunirse con Juanes para fijar en junio próximo nuevas citas de este evento.

En Cuba siempre ha pasado de todo. Cuánto hay de verdad y cuánto no, no lo sabemos "En Cuba siempre ha pasado de todo. Cuánto hay de verdad y cuánto no, no lo sabemos. Si se pretende hablar de represión... a pequeño o gran nivel en todos los países existe. Imaginad lo que ha pasado en Valencia con la exposición fotográfica y el caso Gürtel", ha afirmado el cantante.

Bosé se ha referido así a la polémica suscitada por la decisión de responsables políticos de la Diputación de Valencia de retirar el pasado viernes diez fotografías, todas ellas de temática política y la mayoría de ellas relacionadas con el caso Gürtel, que formaban parte de una exposición de fotoperiodismo inaugurada unas horas antes en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad. La retirada de las fotos ha provocado la dimisión del director de este museo, Román de la Calle.

El cantante ha denunciado además que el actor Guillermo Toledo está siendo "machacado" por "una parte de las tendencias políticas" a causa de las declaraciones que efectuó tras la muerte de Orlando Zapata en las que aseguraba que la gran mayoría de los "presuntos disidentes" encarcelados en Cuba "son terroristas". Bosé explicó que, aunque no conoce "en profundidad" el caso del preso cubano fallecido tras una huelga de hambre de tres meses y que tampoco conoce "en persona" a Toledo, el actor siempre le ha parecido una persona "lúcida y ponderada".