Farruquito
Farruquito archivo

En un artículo, Morán calificaba de «hijo de puta» y «cabrón» al bailaor, porque no auxilió a un peatón al que atropelló mortalmente. La sentencia valora la libertad de expresión como esencial para la sociedad.

En el artículo, publicado en La Vanguardia, el periodista criticaba los excesivos miramientos de los medios al identificar a los delincuentes, en comparación con las víctimas.

Para absolver a Morán, el juez ha mirado el diccionario de la Real Academia, que define cabrón como «una persona que hace malas pasadas». Añade que las palabras no son contra el bailaor, sino contra su conducta.