'Hospital Central', en estado crítico

  • Telecinco paraliza el rodaje de la serie más longeva para someterla a una cirugía por  dentro y por fuera.
  • Los médicos han dado el diagnóstico: se ha hecho vieja.
El rodaje de Hospital Central ha sufrido un parón.
El rodaje de Hospital Central ha sufrido un parón.

"Ninguna serie en la historia de la televisión en España había conseguido esta longevidad con esta fortaleza y este éxito", decía Manuel Villanueva, director de contenidos de Telecinco, hace unos meses en el estreno de la decimoctava temporada de Hospital Central. Desde entonces, muchas son las cosas que han cambiado.

El drama médico arrancó con un 18,4% de share, pero las nuevas historias iban perdiendo fuelle -con datos por debajo del 15%- frente a los programas ofrecidos por la competencia. Ante esto, Telecinco hizo desaparecer sigilosamente a sus médicos -a falta de emitir varias entregas- para dejar paso a su nueva versión de GH.

¿Dónde está Vilches?

La cadena de Fuencarral atribuye la retirada a "motivos de programación" y avanza que "la serie comenzará a grabarse próximamente".

Lo cierto es que una cadena como Telecinco no puede permitirse esas audiencias, pero tampoco puede prescindir de Hospital Central, porque tiene su catalogo de ficción bajo mínimos. Una tarea que está intentado solucionar David Martínez, ex director de ficción de TVE, a quien Telecinco fichó para reforzar su programación.

Por lo pronto, el rodaje se ha paralizado -se reanudará a finales de marzo- para darle "una factura más moderna" a la serie, según fuentes consultadas por 20 minutos. Quedaban pendientes de grabar cuatro capítulos, pero la cadena ha "echado para atrás" las tramas, dicen desde el sindicato de técnicos TACE.

Al equipo de rodaje se le avisó de un día para otro que se suspendía la producción. Se pusieron en pie de guerra y consiguieron que la productora, Videomedia, les diera, además de una compensación económica mientras dure el parón, un compromiso por escrito de que todos los trabajadores volverán cuando se retomen las grabaciones de la serie.

La idea es meter a Hospital Central en el taller de chapa y pintura, actualizarla por dentro y por fuera para que una serie de diez años de edad se adapte a los nuevos tiempos televisivos.

A partir de ahora, las tramas estarán más condensadas y se prescindirá de tantas historias de larga duración, algo que se había potenciado mucho en esta última entrega. De esta forma, los episódicos perderán un poco de peso en favor de los hechos que acontezcan a los protagonistas, reduciendo así el cuadro de personajes. Esto último no se ha podido hacer todavía porque los actores tienen contratos firmados y no hay tanto margen de maniobra.

El nuevo rumbo de la serie podría suponer el despido de alguno de los actuales guionistas. De hecho, Videomedia ha fichado a un nuevo coordinador de guiones que previsiblemente meterá en el equipo a un guionista de su confianza.

Se dará un giro también a la forma de rodar, a la iluminación y a la música, que será mucho más televisiva y absorbente. ¿Le gustará a la audiencia el cambio?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento