En declaraciones a Europa Press, la portavoz republicana, Montse Bergés, lamentó "la fijación del alcalde, Àngel Ros (PSC), con la Familia Real, ya que será la tercera visita a la ciudad: dos para inaugurar el Parc de Gardeny, y ahora la Llotja.

Bergés argumentó que es un hecho anacrónico, ahora que la sociedad valora mucho más las inauguraciones que hacen personalidades del mundo cultural, científico o profesional.

En cuanto al hecho de que es una visita cara, dijo que sólo hay que recordar que la visita del Príncipe para poner la primera piedra del Parque Científico y Tecnológico ya superó los 20.000 euros. Y justificó que es de poca utilidad porque los Reyes no harán ningún tipo de difusión de la Llotja los días posteriores a su visita.

La portavoz republicana preguntará al alcalde cuándo han costado las visitas de los Reyes a Lleida, pero calculó que con el dinero de estas visitas se podrían haber programado dos óperas y una obra de teatro gratuitas.

Consulta aquí más noticias de Lleida.