Twitter
Un usuario utilizando Twitter. REUTERS

Cuando Twitter comenzó a dar sus primeros pasos en 2006, muy pocos pensaban que acabaría convirtiéndose en uno de los mayores fenómenos de Internet. Mientras que las redes sociales se hacían un hueco en la vida de los internautas sin mucho problema, el servicio de microblogging recibía miradas un poco más recelosas. ¿Para qué podía servir una especie de red social que tan sólo permite publicar textos con un máximo de 140 caracteres?

El tiempo ha demostrado que Twitter puede servir para mucho. A menudo hace las veces de foro de debate para todo tipo de temas, es una fuente de información que ofrece noticias con gran inmediatez, permite compartir enlaces de interés y, sobre todo, se trata de una herramienta idónea para el directo, para contar el "aquí y ahora" desde cualquier parte del mundo. Miles de personas utilizan Twitter a diario para informar e informarse al instante sobre presentaciones, charlas, ponencias y todo tipo de eventos, muchos de ellos de acceso restringido.

Hoteles, vuelos y taxis

El gran crecimiento de Twitter en los últimos años está llevando a muchas empresas a buscar alternativas de negocio a través del conocido microblog. Uno de los servicios más útiles que han visto la luz al amparo de Twitter es el de la búsqueda de hoteles. La agencia de viajes online Nomaders lanzó recientemente un sistema de búsqueda de disponibilidad de hoteles.

Para utilizarlo tan sólo hay que agregar a @nomaders_com a Twitter y enviar un tweet indicando la ciudad en cuestión, las fechas y el número de personas. A continuación se recibe un mensaje directo con diversa información (incluido el precio más bajo) y un enlace a una página de resultados.

Los taxistas también comienzan a ofrecer sus servicios a través de Twitter

Sin salir del área del turismo también es posible buscar vuelos baratos vía Twitter. Una de las primeras empresas en recurrir a este método ha sido Trabber, que recurre a un planteamiento muy similar al de la búsqueda de hoteles. El usuario envía las características del vuelo que busca y recibe los resultados que más se adaptan a su solicitud.

Más original resulta el uso que un grupo de taxistas de Londres ha comenzado a darle a Twitter. Los conductores de la cooperativa ya utilizan el servicio de microblogging para comunicarse entre ellos, intercambiar información sobre el tráfico, advertir de accidentes y obras públicas... Aunque el objetivo es que, poco a poco, los clientes puedan pedir sus taxis a través de @tweetalondoncab, un servicio que aún está en fase de pruebas.

Pero no hace falta irse hasta la capital británica para descubrir un servicio de petición de taxis a través de Twitter. En Asturias, Rixar García se ha convertido en el primer taxista de España que ofrece este servicio. De momento, García sólo acepta trayectos desde Oviedo y Gijón al Aeropuerto de Asturias o aquellos que ya hayan sido reservados con antelación.

La proliferación de servicios a través de Twitter ha motivado la creación de páginas como Twibs, un sitio análogo que se encarga de organizar y categorizar las marcas y servicios que pueden encontrarse a través del microblog: desde mapas hasta alquileres de coches o pisos.