"Es una sentencia infumable. No pondré el cartel en catalán, recurriré al Constitucional"

  • Son palabras de Manuel Nevot, un empresario de Vilanova i la Geltrú.
  • La justicia confirma la multa de 800 euros por no rotular en catalán.
  • Si pierde de nuevo, acudirá al Tribunal de Estrasburgo.
Manuel Nevot, delante de su empresa en Vilanova i la Geltrú.
Manuel Nevot, delante de su empresa en Vilanova i la Geltrú.
FINCAS NEVOT

"Es una sentencia infumable y politizada". Así ha calificado Manuel Nevot, un empresario de Vilanova i La Geltrú (Barcelona), la decisión del juzgado de lo contencioso administrativo número 9 de Barcelona, que desestima su recurso y confirma la multa de 800 euros que le impuso la Generalitat por rotular su negocio inmobiliario sólo en castellano.

En la sentencia, se considera que la multa es ajustada a derecho y que si se sancionó al empresario no fue por la utilización del castellano, "como así ha querido dar a entender a lo largo de todo el procedimiento, sino por no haber utilizado cuando menos el idioma catalán", sostiene el texto.

Esta no utilización del catalán supone, a juicio del magistrado, una vulneración de los derechos lingüísticos de los consumidores que no se habría producido si el cartel hubiera estado redactado en las dos lenguas o en cualesquiera otras además del catalán.

"No pondré el cartel grande en catalán bajo ninguna circunstancia. Ahora voy a recurrir al Tribunal Constitucional, aunque ya me han dicho que pueden tardar cuatro o cinco años, como con el Estatut. Si vuelvo a perder, iré al Tribunal de Estrasburgo, cueste lo que cueste", asegura Nevot a 20 minutos.es.

Tras la desestimación de su recurso, Nevot se siente "defraudado" porque "creía que la justicia prevalecería sobre la ideología y ha sido al revés. Se han rendido al tripartito", afirma este empresario catalán, que confiesa que un partido nacionalista le ha ofrecido cambiarle el cartel sin cobrarle nada.

En su recurso, el empresario argumentó que las sanciones vulneraban cinco artículos de la Constitución española de 1978, además de una limitación a la libertad de las personas físicas y jurídicas de elegir la lengua a utilizar y en la libertad de expresión que consagra en un artículo la Comisión Europea y otro del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de Nueva York.

El empresario adquirió notoriedad pública cuando el presidente del PP, Mariano Rajoy, citó el caso de Nevot durante un debate televisado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento