"Fue terrible, el edificio en que estábamos se movió más de 100 segundos interminables"

Una joven camina cerca de una vivienda destruida en Santiago (Chile), tras el terremoto que sacudió el país este sábado.
Una joven camina cerca de una vivienda destruida en Santiago (Chile), tras el terremoto que sacudió el país este sábado.
Cristobal Saavedra / EFE

"La sensación fue terrible, el edificio de 20 pisos en el que estábamos se movió más de 100 segundos interminables: no podíamos estar en pie". Así recuerda Jorge Degollada, un lector de 20minutos.es residente en Santiago, el terremoto de 8,8 grados que golpeó Chile en la madrugada de este sábado y que se ha cobrado ya más de 700 víctimas.

Jorge explica que dormía cuando comenzó el seísmo y que se despertó bruscamente a causa del fuerte movimiento, ya que "todo se caía". "El ruido y los relámpagos de la noche nos hicieron vivir una noche fantasmal", afirma.

"Durante el temblor el cielo cambió de color, había destellos de luz en el cielo, algo así como relámpagos", confirma Diego Aubry, que también vivió el terremoto en la capital chilena. Acostumbrado a los frecuentes temblores de tierra que experimenta esa zona, Diego asegura que se levantó de la cama y corrió hacia la puerta, la abrió y se colocó debajo del marco, cumpliendo los consejos que los expertos dan en estos casos, "justo cuando el movimiento comenzaba a ser fuerte".

"La casa se meció horizontalmente durante unos dos minutos, era imposible mantenerse en pie", recuerda Diego. Tras el temblor siguieron varios minutos de silencio, hasta que la gente, "refugiada y asustada" en sus casas, fue saliendo a la calle y el ruido de las ambulancias comenzó a llenarlo todo. "Yo ya he vivido dos terremotos en Chile y este ha sido el más violento", asegura este chileno afincado en Madrid.

Dos días después de la tragedia, mientras las réplicas se suceden, las autoridades chilenas continúan haciendo balance de víctimas y de daños. La cifra de fallecidos a causa del seísmo supera ya los 700 y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, prevé que la cifra siga creciendo. El Gobierno ha decretado además el estado de excepción en las regiones afectadas (Maule, Bio-Bio y Araucanía) y también el toque de queda en la de Maule y la ciudad de Concepción (capital de Bio-Bio), dos de las regiones más golpeadas por el seísmo, ante los casos de "vandalismo y pillaje".

Pero la desolación inicial va dejando paso a la esperanza del pueblo chileno. "Vamos a superar este desastre, a pesar de los muertos, heridos, desaparecidos y de los terribles daños estructurales del país", asegura Jorge Degollada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento