La organización contra el aborto Unidos por la Vida ha depositado este viernes en el Senado una bandeja de plata "llena de mierdas de gato y una fotografía de un niño abortado" para demostrar su opinión de que "la ley de plazos es una caca", según ha explicado la presidenta de la asociación, Pilar Gutiérrez.

Matar a niños es caca, así que cómansela ustedes

La asociación protesta contra la reciente aprobación en el Senado de la Ley del Aborto. El objetivo del acto era entregar una carta y el "catering representativo" al presidente del Senado, Javier Rojo, pero "no les han dejado".

Le querían expresar que muchos millones de españoles están "hartos de tragar mierda y hay que devolvérsela" a los "culpables" de que se haya aprobado la nueva ley. "Matar a niños es caca, así que cómansela ustedes".

La sociedad "no se quiere tragar el marrón"

Asimismo, señaló que la sociedad "no se quiere tragar ese marrón" y hay que decírselo "clarito" al Gobierno. "Hacemos un llamamiento a toda la sociedad a que no se coma el marrón del aborto, porque comer mierda sienta mal y mata", ha apuntado Gutiérrez.

Además, la presidenta ha amenazado con que el "precio de estas muertes, lo tendrán que pagar algún día". "La muerte que se siembra, se cosecha", ha puntualizado.

La asociación desea concienciar a las mujeres y a las jóvenes que "ni siquiera saben lo que es un aborto", de que la solución en los embarazos no deseados no es el aborto, pues produce "traumas sociales", sino la acogida y la adopción.