Sobre las siete y media de la tarde de ayer, la Ertzaintza fue requerida en este centro comercial ya que, al parecer, una mujer había sido retenida cuando trataba de abandonar el establecimiento con varios artículos sustraídos.

La joven portaba un bolso de gran tamaño con su interior manipulado con un sistema inhibidor de los sistemas de alarma de la línea de cajas. Dentro del bolso, se localizaron películas y juegos de vídeo-consola, valorados en 450 euros. Por ello, los agentes de la Ertzaintza procedieron a su detención.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.