Teléfonos móviles
Decenas de teléfonos móviles de diferentes marcas. ARCHIVO

Los abonados a la telefonía móvil llegarán este años a los 5.000 millones, frente a los 4.600 millones estimados al finalizar 2009, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

En África, la conexión de alta velocidad a Internet cuesta el 500% de la renta per cápita En la presentación del informe 'Medición de la sociedad de la información 2010' de la UIT, el director de la Oficina de Desarrollo de Telecomunicaciones, Sami Al Basheer, recalcó que este aumento procederá en gran parte de los llamados países emergentes.

Basheer destacó también el descenso del coste del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) en el 2009 frente al 2008, que en el caso de la conexión de banda ancha a Internet se situó en el 42%. En el caso del uso de la telefonía móvil, el precio bajó de media el 25%, y en el de los teléfonos fijos, el 20%.

El precio medio del uso de móviles supuso el año pasado el 1,1% de la renta mensual en Europa; mientras que en América representó el 2,7%; en Asia el 3%; en los estados árabes el 4,6%, y en África fue el 17,7%. El estudio de esta agencia técnica de la ONU señala que el menor coste del uso de la telefonía móvil se da en Honk Kong, Noruega, Dinamarca y Austria, con un gasto que supone menos del 0,15% de la renta media de cada país.

El índice de desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación lo encabezan Suecia, Luxemburgo y Corea De acuerdo con el informe de la UIT, el 26% de la población mundial usa Internet, porcentaje que en la media de los países desarrollados alcanza del 64%, y en los en vías de desarrollo, el 18% (que sería el 14% en caso de excluir a China, el país con más conexiones de banda ancha del mundo). En África, la conexión de alta velocidad a Internet cuesta el 500% de la renta per cápita.

El índice de desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación -que mide el nivel y evolución de las TIC- lo encabezan Suecia, Luxemburgo, la República de Corea, Dinamarca, Holanda, Islandia, Suiza, Japón, Noruega y Reino Unido, con sólo dos países no europeos entre los diez primeros.