En declaraciones a Europa Press, Valdivielso no dejó pasar por alto que "el PP en 1994 fue precisamente el precursor de querer cerrar Santana" hasta el punto de que el presidente del PP-A, Javier Arenas, sostuvo "en su día que como no era rentable" era mejor cerrarla, de ahí que mostrara su "enfado" por que "ahora vengan a intentar ser el adalid" y no dudó en recalcar que promover "este enfrentamiento es lo más vergonzoso".

En cualquier caso, el delegado de Obras Públicas abogó por "tener cordura" e incidió en que la empresa linarense "es lo que es hoy gracias a la Junta" y arremetió contra la "demagogia barata del PP". "Su máxima era cerrar y echar a las familias que trabajaban allí a la calle y resulta que ahora se quieren montar en el carro", añadió.

Valdivielso apuntó igualmente que "al final a cada uno le ponen en su lugar" y manifestó que en la adjudicación de los vagones "se ha aplicado la legalidad" y se ha desarrollado todo "con transparencia".

Además y con respecto a la afirmación del PP de que el proyecto del tranvía no cuenta con financiación comunitaria, el delegado analizó que el presidente del PP de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, "no hace bien los deberes y no lee bien los presupuestos", tras lo que transmitió un mensaje de "tranquilidad total y absoluta" ya que el tranvía "tiene fondos públicos más que suficientes" para su financiación, lo que se comprueba "con una vuelta por las obras y viendo su grado de ejecución". "El tranvía es el futuro y Fernández de Moya quiere dinamitar ese futuro", zanjó.

Reacción del psoe

El vicesecretario general del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, destacó a su vez en un comunicado el "progresivo aislamiento" del presidente del PP de Jaén "respecto a sus compañeros de partido, tanto de fuera de la provincia como del interior de la misma", todo ello a cuentas del proyecto en sí y de la adjudicación de los vagones del tranvía.

Reyes sostuvo que "con esa falta de consenso interno respecto a este asunto u otros que también pueden leerse en distintos foros y publicaciones mala proyección externa para el conjunto de la ciudadanía se le adivina a Fernández de Moya en su único interés, la Alcaldía de Jaén. El resto de la provincia no le preocupa".

El socialista se preguntó cómo es posible que el PP de la capital lo rechace y de otro lado el PP de Linares le dé carta de naturaleza y lo reclame "como hecho consumado, para a partir de ahí solicitar que se hubiese concedido la construcción de sus vagones a CAF-Santana". "Fernández de Moya es el hombre de las contradicciones, ayer cuestionaba que se iban a perder 77 puestos de trabajo en CAF-Santana, algo que no es así, pero si él mismo se creyera sus acusaciones también podría criticar que ha sido él quien ha querido echar a esos 77 empleados diciendo no al tranvía", afirmó.

El vicesecretario también tachó de "contradictoria e inexplicable" la "frontal oposición del PP de la capital a esta obra, manifestada en distintos episodios, desde patéticos abrazos a los árboles a iniciativas parlamentarias o acciones para poner trabas en la agilidad del proyecto y en que sus obras causen las menores molestias a los ciudadanos mientras alcaldes del PP enarbolan como emblemáticos grandes proyectos de metro o tranvía, que también se construyen en otras capitales, en Jerez o en la Bahía de Cádiz".

Consulta aquí más noticias de Jaén.