Según indicó Delegación del Gobierno en Asturias a través de una nota de prensa, la planta de regasificación de El Musel (Gijón), perteneciente a Enagás, es una infraestructura energética "a la que el Gobierno ha apoyado en todo momento por su carácter estratégico y por lo que supone de creación de riqueza para Asturias y para España".

Cuando entre en funcionamiento, la planta se convertirá en una "pieza sustancial" del sistema gasista español, "reforzando el mallado de plantas interconectadas que, al modo del funcionamiento de una red integrada, garantizan en nuestro país el abastecimiento de gas a todos los consumidores", según la citada nota de prensa.

En cuanto al proyecto de construcción de la planta El Musel (Gijón), en el diseño de la instalación se han incorporado las "últimas tecnologías", de modo que la planta estará dotada de los más avanzados y eficientes sistemas tecnológicos, "de seguridad aplicada y de supervisión en relación con el proceso de recepción, almacenamiento y regasificación del gas natural licuado, configurándola como una moderna instalación limpia, segura y eficiente".

Según el Gobierno, las obras de construcción de la planta, cuya terminación está prevista a finales de 2012, suponen unas inversiones estimadas de 375 millones de euros y la ocupación de 1.700 puestos de trabajo, de los que 700 serán directos y 1.000 indirectos. Cuando la planta esté terminada y en funcionamiento, su operación empleará de forma permanente 120 trabajadores.

Su capacidad de almacenamiento inicial es de 300.000 metros cúbicos, ampliable hasta 600.000 metros cúbicos y dispone de una capacidad de emisión de gas (regasificación) al sistema de 800.000 m3(n)/h, ampliable a 1.200.000 m3(n)/h.

Consulta aquí más noticias de Asturias.