Según pudo recoger Europa Press de un comunicado ministerial, "el 98 por ciento de los hogares de Castilla y León ya acceden a canales de la TDT y el grado de adaptación en los hogares supera el 93 por ciento".

Cabe destacar, que el mayor conocimiento de adaptación se posee en Burgos capital mientras que en la localidad burgalesa de Aranda de Duero se registra el menor nivel acceso de la provincia.

Por este motivo, el Ministerio de Industria "recomienda" a los ciudadanos que adapten su antena y hogar con antelación al diez de marzo, que es la fecha fijada por el Gobierno para el inicio del cese analógico.

Para lograrlo, técnicos ministeriales y representantes de municipios se reúnen estos días con el objetivo de mantener reuniones de trabajo de cara al cese. Unos encuentros que se articulan a través de acciones de información y apoyo a la ciudadanía.

Además, se ha programado un plan de acción basado en la difusión de información que estará presente en próximas fechas en localidades rurales y municipios beneficiados del cese.

Esta campaña consistirá en un contacto directo con la sociedad a través de un equipo técnico ministerial y especialistas profesionales que atenderán cualquier consulta al respecto, con el fin de evitar cualquier situación de exclusión.

Además, el plan también contempla la actuación de un sistema de tituladoras que consiste en la emisión de rótulos informativos que alerta del inicio del cese de emisiones analógicas y especifica un teléfono de contacto con mayor información.

Esta campaña se enmarca dentro del Plan Nacional de Transición a la TDT que el Ministerio de Industria ha puesto en marcha con el objetivo de garantizar un cese analógico correcto.

Consulta aquí más noticias de Burgos.