El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó hoy una declaración institucional con motivo del Día de Andalucía, que se conmemora el próximo domingo 28 de febrero, en la que rememora el "éxito colectivo" que supuso el acceso a la autonomía plena en el XXX aniversario de una "fecha clave que marcó el rumbo del devenir histórico" de la comunidad y sitúa como "prioridad absoluta seguir trabajando para superar cuanto antes y en las mejores condiciones los efectos de la crisis" económica.

La declaración, resumida en rueda de prensa por el portavoz del Ejecutivo andaluz, Manuel Pérez Yruela, recuerda que el 28 de febrero de 1980 "millones de andaluces iniciaron la conquista de su propio destino, expresaron su firme voluntad de asumir el autogobierno de su comunidad y rechazaron la senda que otros le habían trazado" en un "movimiento social sin precedentes, que de forma pacífica alcanzó metas hasta entonces inimaginables" y anima a los jóvenes a "protagonizar un nuevo impulso" 30 años después una vez "superados ampliamente prejuicios injustos hacia nosotros".

Tras destacar que el primer Estatuto de Autonomía fue "una valiosa herramienta de progreso en beneficio de los andaluces" y subrayar que con el nuevo texto aprobado en 2007 "Andalucía amplía su poder de decisión con más derechos sociales, más competencias y más capacidad para gestionar sus recursos, la Junta resalta que el "éxito colectivo" del 28-F supuso un "gran avance para Andalucía", que le ha permitido protagonizar un proceso de cambio y modernización que nos ha colocado en poco tiempo tan lejos de la Andalucía subdesarrollada de ayer como cerca de la Europa de hoy".

En este sentido, el Gobierno andaluz anima a las generaciones más jóvenes a "reconocer la confianza en Andalucía de aquellos protagonistas, gracias a cuyo esfuerzo pueden hoy vivir en una tierra mejor: Una Andalucía con más servicios y prestaciones públicas; con mejores equipamientos y comunicaciones; con mayor potencialidad económica tanto en sectores tradicionales como innovadores, en algunos de los cuales somos líderes internacionales; con mayor nivel de formación; con un medio ambiente más protegido y ordenado". "Una Andalucía, en suma, social y territorialmente cohesionada", subraya.

Más allá de estos avances "que nadie discute", la Junta defiende la necesidad de centrar la atención "preferentemente en los problemas derivados de la crisis financiera internacional, que nos está afectando con especial incidencia en el desempleo", por lo que manifiesta que su "prioridad absoluta es seguir trabajando para superar cuanto antes y en las mejores condiciones los efectos de esta crisis" y reitera su "más firme compromiso con las personas que en estos momentos atraviesan una situación difícil por este motivo".

En cualquier caso, el Ejecutivo que preside José Antonio Griñán considera que "la preocupación por la actual coyuntura económica no debe impedir atender a otros objetivos de plazo más largo, no menos importantes para afrontar el futuro, dirigidos a dar continuidad a la modernización y propiciar un crecimiento sostenible que amplíe los logros alcanzados".

La sostenibilidad,

"gran desafío"

"Sostenibilidad en Andalucía, debe significar, entre otras cosas, hacer mejor lo que ya hacemos bien en un marco donde la inversión destinada a educación, innovación, apertura a nuevos mercados y desarrollo de nuevos productos y servicios competitivos, constituya la clave que incline la balanza hacia el éxito", resalta la declaración institucional, que apuesta por afrontar este "gran desafío" manteniendo el "esfuerzo para seguir asentando las bases de estabilidad política, diálogo social, apoyo al tejido empresarial e igualdad de oportunidades".

"El resto es cambio: hacer mejor, emprender más, diversificar, recualificar, investigar, innovar. Frente a quienes ven en cada reforma algo infructuoso o peligroso, independientemente de su calado o del ámbito en que opere, la historia de Andalucía refleja que no hay avance posible sin acometer cambios y transformaciones, porque son consustanciales al progreso", recalca la Junta, que hace hincapié en que en esta nueva etapa hay que tener presente que las oportunidades van indisolublemente ligadas a los retos, cada vez más complejos, que exige una sociedad globalizada e interconectada".

En su opinión, "la posición de Andalucía es ventajosa porque hemos demostrado plena capacidad para afrontarlos, hemos superado ampliamente prejuicios injustos hacia nosotros y, sobre todo, porque Andalucía dispone de un gran activo formado por sus jóvenes repletos de energía, iniciativa y creatividad, llamados a protagonizar un nuevo impulso".

Por todo ello, el Gobierno andaluz entiende que "el 28 de febrero es un día para hacer este doble ejercicio de retrospectiva pero al mismo tiempo de mirada hacia el futuro". "Un día para reafirmar nuestra confianza en el porvenir sobre la sólida base de lo conseguido hasta ahora y para reafirmar nuestro compromiso con el progreso y la igualdad de oportunidades", concluye la declaración institucional.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.