La detención del presunto autor de los hechos tuvo lugar el pasado jueves en la calle López Ibor de Valencia. Anteriormente, los policías habían detenido a dos personas más como supuestas integrantes del mismo grupo.

Las investigaciones se iniciaron hace unos ocho meses, cuando los policías tuvieron conocimiento de que un grupo de personas podrían estar dedicándose a la comisión de robos con violencia e intimidación en establecimientos comerciales de Valencia y poblaciones limítrofes, utilizando una gran violencia, así como todo tipo de armas.

El 'modus operandi' utilizado por este grupo de personas consistía en previamente sustraer un coche, principalmente de la marca Ford, para, posteriormente, siempre con el rostro cubierto con 'pasamontañas' o 'bragas' acceder a los locales y con una "gran violencia" apoderarse del dinero y huir del lugar en el coche sustraído.

Los detenidos presuntamente intimidaban a las víctimas con todo tipo de armas. Durante las investigaciones, el pasado 16 de octubre, los policías tuvieron conocimiento de que dos personas habían abordado a un repartidor de bebidas cuando se encontraba en el camión, y tras intentar pincharle en varias ocasiones con dos cuchillos, se habían apoderado de su riñonera que contenía unos 4.000 euros.

De igual manera averiguaron que en fechas anteriores tres personas encapuchadas con una pistola y dos chucillos habían accedido a un supermercado y se habían apoderado de la recaudación del establecimiento, para posteriormente huir en un Ford Sierra. Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad del considerado como cabecilla de este grupo, y presunto autor de estos dos hechos, que finalmente fue detenido el pasado jueves.

Una vez en estas dependencias, tras una elaborada investigación, los agentes consideran al ahora detenido el presunto autor de un total de 27 delitos de robo con violencia e intimidación y un delito de tentativa de homicidio, cometidos desde el 26 de marzo hasta el 16 de octubre de 2009, once de ellos en gasolineras, tres en sucursales bancarias, tres en locales de juego, tres en restaurantes, dos en hoteles, uno en farmacias, uno en estancos y uno en gasolineras, así como el cometido sobre el repartidor de bebidas en el camión.

Los policías habían detenido con anterioridad a otras dos personas integrantes del mismo grupo como presuntos autores de un delito de robo con intimidación cometido el 9 de julio en un supermercado de Torrente. Uno de ello fue detenido 'in fraganti' nada mas cometer el hecho, mientras que el otro, tras una investigación, fue detenido el 18 de enero en Alicante. El detenido, con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.