Según fuentes consultadas por Europa Press, el Arzobispado responde así tras conocer una denuncia hacia el cura párroco de Noez y Totanés por sustraer presuntamente dinero de las congregaciones y parroquias, en torno a 17.000 euros, y gastarlo después supuestamente en líneas telefónicas eróticas y páginas de internet de contenido pornográfico.

En un comunicado de la Oficina de Información del Arzobispado se indica que el arzobispo, Braulio Rodríguez, "ante los lamentables hechos" que han tenido lugar en la parroquia de Noéz y Totanés ha iniciado el proceso disciplinar conforme a lo que establece el Código de Derecho Canónico y, en consecuencia, ha determinado "que el cura párroco cese en el ejercicio de su ministerio sacerdotal parroquial y educativo".

Asimismo, se señala que "las irregularidades económicas detectadas en la parroquia y en las Cofradías y Hermandades sean subsanadas inmediatamente, desde la Administración Diocesana".

Además, se indica que el Arzobispado de Toledo confía en que las investigaciones que ya han comenzado, y otras que se puedan iniciar, "clarifiquen suficientemente las causas que, voluntaria o involuntariamente, hayan podido dar lugar a los hechos que se han producido". Por último, el arzobispo de Toledo pide disculpas "a las personas y entidades afectadas y confía en la ayuda de la oración y de la misericordia divina".

Consulta aquí más noticias de Toledo.