El Cabildo espera adjudicar a fines de la próxima semana la obra de la vía en TejdaRodríguez afirma que el daño a las infraestructuras han resistido "bien" la borrasca

Los daños registrados en la red de carreteras de carácter insular y regional de Gran Canaria debido a las distintas fases del temporal en los últimos meses superan los 4 millones de euros, según anunció hoy el vicepresidente y consejero de Desarrollo Económico, Obras Públicas e Infraestructuras y Transportes del Cabildo, Román Rodríguez.

En una rueda de prensa para evaluar los efectos del mal tiempo en las vías de la isla, el también presidente de Nueva Canarias (NC) explicó que de las cuatro carreteras más dañadas, tres obras están adjudicadas y en ejecución y la cuarta, referida al cierre del tráfico en la GC-60 en Tejeda, a la altura de Casas de la Huerta, cuyo proyecto se encuentra pendiente del proyecto definitivo para ser adjudicada por "imperiosa urgencia" a finales de la próxima semana.

Rodríguez recordó que el primer embate del temporal fue el pasado 21 de diciembre en la carretera que une La Aldea de San Nicolás con Mogán y su desviación hacia Tasarte, obra que se adjudicó por emergencia a final de año a la empresa Matías Marrero por un importe de 270.000 euros y se iniciaron los trabajos a principios de enero.

Comentó que las obras para restituir los tres tramos afectados y construir un muro de contención están ejecutadas en más del 70 por ciento y finalizarán en un plazo aproximado de quince días.

La obra en tejeda,

"no más allá de 120 DÍAS"

Respecto al mayor impacto que ha tenido el temporal en la isla acontecido el pasado 2 de febrero y que afectó a la GC-60 en Tejeda, el consejero señaló que el proyecto está "prácticamente culminado" y espera tenerlo finalizado el viernes, de tal forma que se pueda adjudicar a finales de la próxima semana con un coste inicial de 2,2 millones de euros.

La corporación insular intentará que la obra comience "no más allá de 120 días" y con un plazo estimado de ejecución "de tres a cuatro meses".

Además, Rodríguez indicó que el pasado 20 de febrero se produjeron también intensas lluvias y vientos que afectaron a la GC-15 que comunica Santa Brígida y San Mateo a la altura de Cueva Grande, ya que se derrumbó un muro de contención. Ayer se adjudicó por la vía de emergencia a Surisa la obra por 69.000 euros para restituir dicho muro.

Otra obra importante que resultó perjudicada por desprendimientos de tierra, la GC-60 en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, cerca de Ayacata, fue igualmente adjudicada ayer a Comsa por 225.000 euros.

Afecciones menores por un millón de euros

A estas vías se suman afecciones menores que no impiden el funcionamiento de la red viaria de Gran Canaria que representan daños por valor de un millón de euros más.

En cuanto a los recursos para financiar los proyectos, Rodríguez indicó que el Cabildo grancanario se acogerá al decreto del Gobierno de Canarias que aporta el 25 por ciento del aporte financiero para los daños producidos y también intentará acogerse a la normativa estatal de ayudas.

Mostró su satisfacción porque a pesar del embate de viento y lluvia no ha habido que lamentar pérdida de vidas humanas "como ha ocurrido en Madeira", al tiempo que comentó que el daño a las infraestructuras de la isla ha sido "limitado para la cantidad de agua recibida y los fuertes vientos sufridos". "Hay 1.400 kilómetros de carreteras de Gran Canaria, y la red de carreteras ha resistido bastante bien el temporal", apostilló. A su juicio, el Cabildo "ha respondido con diligencia y prontitud sin escatimar esfuerzos ni medos para restituir las obras".

Por su parte, el coordinador general de la Consejería de Obras Públicas e Infraestructuras y Transportes del Cabildo de Gran Canaria, Rogelio Frade, manifestó que las pequeñas obras a realizar en determinadas vías no afectan a su funcionamiento y los trabajos se desarrollarán durante "cuatro o cinco meses".

Frade insistió en que el grupo de gobierno encontró la red de carreteras en "muy mal" estado y subrayó que en los últimos tres años ha "triplicado" las cuantías destinadas para su mantenimiento.

Por último, dijo que también se ha adjudicado hace un mes un contrato de podas y talas de árboles, además del personal de mantenimiento de carreteras como medida para mantener la limpieza y conservación de las carreteras ante el mal tiempo.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.