La intervención de reforma y ampliación consiste en una demolición total de la distribución interior, en todas sus plantas, dotando al edificio reformado un alojamiento residencial para 30 ancianos, más un centro de día incorporado al conjunto residencial, según informó la Diputación Foral de Álava en un comunicado.

Las obras, gestionadas por el departamento de Administración Foral, pretenden adaptar la residencia a las condiciones de accesibilidad y movilidad incluidas en la normativa de recursos sociales.

Consulta aquí más noticias de Álava.