El consejero de Infraestructuras, Francisco González Buendía, descartó hoy que puedan verse afectadas las grandes obras puestas en marcha en Asturias por el recorte presupuestario que va a aplicar el Ministerio de Fomento. Buendía señaló que no hay preocupación, por tanto, pero aún así añadió que desde el Principado estarán vigilantes ya que se trata de proyectos muy importantes y fundamentales para Asturias.

Así lo dijo respecto a la posibilidad de que se retrase la obra del 'metrotrén' en Gijón. El consejero, después de la inauguración del V Congreso Innovación Ferroviaria en el recinto ferial, indicó que ante una situación de crisis hay unas prioridades que pasan por asegurar la prestación de servicios públicos, pero agregó que no hay motivo para retrasar proyectos que ya están en marcha. El consejero explicó que sí puede darse que el Ministerio esté estudiando el acompasamiento de los tiempos a las necesidades reales .

También rechazó que el proyecto del 'Tren-Tran' se pueda ver afectado al estar actualmente en fase de estudio y de viabilidad económica. Además, apuntó que está vinculado al soterramiento ferroviario de Langreo, a lo que sumó que se está en conversaciones con el Ayuntamiento de Oviedo para lo que supone el anillo perimetral para el acceso al nuevo HUCA. Sobre esto último, indicó que hay "muy buenas perspectivas". "no tiene por qué haber ningún problema".

Por otro lado, durante su intervención en el Congreso, señaló que el sistema ferroviario en Asturias está en un "claro" proceso de reconversión, motivado por la demanda y sujeto a la adaptación al territorio y a la concentración poblacional en la zona central de la región.

Entre estos cambios, destacó la importancia de impulsar equitativamente los tráficos de pasajeros y de mercancías, es decir, potenciar un sistema mixto en las cortas y medias distancias. Asimismo, como proyectos importantes citó la llegada de la Alta Velocidad a través de Pajares, una obra que dije estaba "muy avanzada", el acceso a la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia) y la conexión de los dos grandes puertos de Gijón y Avilés con servicios ferroviarios de calidad, así como el tercer hilo para FEVE en Pajares, actualmente en estudio.

También apuntó a la transformación de FEVE en lo que supone una mejora de las líneas actuales para reconvertir muchos tramos a una velocidad "muy atractiva" a lo largo de la zona Cantábrica, lo que, según él, no quiere decir que se pretenda hacer un "subferrocarril" de Alta Velocidad.

Sin olvidar el 'Tren-Tran', recordó las operaciones de supresión de la barrera ferroviaria que se están llevando a cabo en Gijón, Avilés y Langreo. El consejero recalcó la aportación clave del Principado a estos proyectos y la necesidad de trabajar conjuntamente con el Gobierno Central.

Para Buendía, la política ferroviaria gira en torno a dos elementos clave: la Alta Velocidad, aunque centrada en circular a la necesaria y no a la mayor técnicamente posible, y la alta capacidad. Todo ello, a su juicio, para conseguir un tren "eficaz, equilibrado y respetuoso con el Medio Ambiente", dijo.

Tranvía eléctrico

Por su parte, el director general de FEVE, Amador Robles, destacó que la compañía férrea que representa apuesta por la innovación y por seguir creciendo de forma "más competitiva y moderna". Entre algunos de los proyectos en marcha o en estudio, aludió al tranvía eléctrico con tracción de hidrógeno, un servicio de seguridad de Internet y ocio sin cabes (Siroco), un sistema de detección de obstáculos en la vía basado en ultrasonidos, un convertidor de corriente alterna a continua o los trenes turísticos, por ejemplo.

Consulta aquí más noticias de Asturias.