Según informó la multinacional a Europa Press, este medio millar de vehículos andaluces supone el 20 por ciento del total de Prius que está llamados a revisión en toda España, unas 2.300 coches comercializados entre junio y enero de 2010 que corresponden en su mayoría a la tercera generación del modelo. Asimismo, esta campaña afectará a unos 400.000 vehículos en todo el mundo.

Por provincias, la amplia mayoría de vehículos afectados en Andalucía se sitúa en Sevilla, con el 34,3 por ciento del total regional y 158 unidades. A ésta le sigue Granada, con 75 Prius (16,3% del total andaluz); Málaga, con 63 vehículos (13,6%); Cádiz, con 61 coches (13,2%); Córdoba, con 46 unidades (10%); y Almería, con 28 vehículos (6%).

Por último, con menos de una veintena de vehículos del citado modelo llamados a revisión por Toyota se encuentran Huelva, con 12 unidades (3,9%), y Jaén, con 12 coches (2,6%).

Toyota explicó que en los nuevos Prius, al frenar de forma suave en superficies irregulares o de escasa adherencia y activarse el ABS, el cliente puede percibir durante un instante una sensación de disminución de la capacidad de frenada. "En cualquier caso, si el conductor pisa de forma firme y constante el freno, el control del vehículo es inmediato y absoluto", añadió.

La filial española de Toyota precisó que se ha identificado una mejora del 'software' del ABS que permite reducir el tiempo de activación del sistema hidráulico en las condiciones descritas. Los concesionarios de la marca reprogramarán el 'software' del ABS en una intervención que requerirá aproximadamente 40 minutos.

Esta campaña se suma a la revisión de 8,1 millones de vehículos que Toyota ha puesto en marcha en todo el mundo, en dos acciones diferentes relacionadas problemas en la alfombrilla del conductor y con el funcionamiento del pedal del acelerador, que afectará a 106.000 coches en el mercado español.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.