Según indicó el Consistorio gaditano en un comunicado, mientras que la situación no cambie, la valoración que se realice de los daños "no puede ser definitiva" desde el punto de vista medioambiental.

En cualquier caso, detalló que, "en cuanto sea posible", el Ayuntamiento quiere iniciar los trabajos para paliar la situación "dentro de sus posibilidades", siendo necesario para ello contar con "el visto bueno" de la Demarcación de Costas para recuperar, en parte, la fisonomía de las playas.

Esta iniciativa municipal "es una alternativa que planteamos por la espera que plantea Costas, que anunció que iniciaría los estudios después de Semana Santa", con el "daño que supondría para la ciudad estar de brazos cruzados teniendo en cuenta que la temporada de playas comienza en Cádiz el Domingo de Ramos, aunque con servicios de pretemporada".

En previsión de las labores definitivas, el Ayuntamiento de Cádiz pretende que estos trabajos previos se centren en los perfiles de la playa, que presentan "un gran escalón" por la pérdida de arena, con la idea de que después de Semana Santa "Costas haga todo lo posible para paliar el déficit de arena", puesto que las playas son "uno de nuestros principales reclamos turísticos".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.