Según informaron a Europa Press fuentes se Protección Civil, con datos de las 12.30 horas de hoy, una balsa de agua mantiene cerrado al tráfico un carril en sentido Andalucía de la altura del kilómetro 208.

En la red autonómica se mantiene cortadas la CM-3109, entre Valdepeñas y Tomelloso, la CM-3127, entre La Solana y límite con la provincia de Jaén, la CM-3157, entre Valdepeñas y la A-IV, y la CM-4103, entre Agudo y Horcajo de los Montes.

En la red provincial, permanecen cerradas la CR-614, en la zona de Torre de Juan Abad, la CR-644, en la zona de Pozo de la Serna, la CR-2111, en Carrión de Calatrava, la CR-4124, entre Alcolea de Calatrava y la CR-4123, la CR-5044, en San Lorenzo de Calatrava, la CR-5013, entre Bolaños y Moral de Calatrava, la CR-5222, entre Santa Cruz de Mudela y Moral de Calatrava, la CR-5226, en Viso del Marqués y Bazán, la CR-6031, entre Membrilla y la CM-3109 y la CR-6032, de Membrilla a la A-IV.

Poro otro lado, un total de 17 carreteras tiene nivel verde, circulación condicionada, en zonas como Almagro, Argamasilla de Calatrava, Almuradiel, Porzuna, Malagón, Valdepeñas o Infantes.

Crecida de ríos

Por otro lado, en las últimas horas, los desembalses de pantanos y la crecida de ríos como el Azuer y el Jabalón están volviendo a poner en alerta a poblaciones como Manzanares, Membrilla o algunos pueblos de la zona del Campo de Montiel.

La localidad de Calzada de Calatrava, en la tarde de ayer, sufría la cuarta inundación con motivo del temporal que se vive en las últimas semanas, que ha afectado a las primeras actuaciones llevadas a cabo para minimizar los efectos adversos de las primeras lluvias.

En Granátula de Calatrava, se teme por la incidencia que puedan tener las lluvias en el yacimiento arqueológico de Oreto y Zuqueca y en la ermita de Nuestra Señora de Oreto, cercana al mismo.