En concreto, el Inega incentivará esta actuación con una ayuda que podrá llegar al 45 por ciento del coste de referencia, hasta un máximo de 130.600 euros. La caldera de biomasa se instalará en los albergues de Monte do Gozo (Santiago), O Conco (Dumbría-A Coruña); Melide (A Coruña); Carral (A Coruña); y Valga (Pontevedra).

La potencia mínima que tendrán estas instalaciones de forma conjunta será de 510 kW, lo que supone una producción asociada de 650 MWh. A través de este sistema, que deberá estar en funcionamiento antes del 15 de septiembre, se evitará la emisión a la atmósfera de casi 200 toneladas de CO2 al año y se ahorrarán unos 30.000 euros anuales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.