Sólo el 49 por ciento de los hombres consideran que la eyaculación precoz es "un problema importante" que afecta a su sexualidad, frente al 75 por ciento de las mujeres cuyas parejas padecen este trastorno y que consideran, en un 87 por ciento, que el médico "es la solución" a este problema.

Así lo evidencia el Estudio Demográfico Español sobre Eyaculación Precoz, realizado por la Asociación Española de Andrología sobre la opinión de las mujeres y que los doctores Fernando Meijide, del Centro Médico Povisa de Vigo; y Venancio Chantada, del Complejo Hospitalario de A Coruña, dieron a conocer hoy en Santiago.

En concreto, los datos, recogidos de 1.000 hombres y 600 mujeres de toda España, evidencian que la eyaculación precoz es un trastorno que padecen, en algún momento de su vida, el 40 por ciento de los hombres, aunque "genera una demanda médica menor de la esperable".

En este sentido, Venancio Chantada explicó que el 30 por ciento de las mujeres admite que su pareja padece o ha padecido eyaculación precoz y una de cada tres reconoce que su actividad sexual dura menos de lo deseado.EL 30%

No se sienten implicadas

Las parejas que padecen eyaculación precoz "disminuyen" en general el número de sus relaciones sexuales y el 30 por ciento de las mujeres cuya pareja sufre esta dolencia "no se sienten implicadas en su vida sexual".

Según explicaron los doctores, la "insatisfacción" de las mujeres "es patente", ya que aquellas cuya pareja padece eyaculación precoz afirman sentirse un 35 por ciento más insatisfechas con sus relaciones.

Asimismo, las féminas consideran que acudir al médico es la solución a este problema, reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud, y creen que el "factor fundamental" es "el apoyo y la comprensión".TRATAMIENTO

Según explicaron los doctores, los casos consultados de eyaculación desde el verano se han incrementado por la aparición del primer fármaco del mercado que permite tratar este trastorno multiplicando por cuatro el tiempo de duración de la relación sexual.

Así, el 64 por ciento de las mujeres encuestadas consideran que este medicamento, que puede ser prescrito por cualquier médico, mejorará su vida sexual al tratar un disfunción que tiene "una incidencia importantísima" en la población masculina.

Hasta el momento, explicaron los médicos, el único tratamiento posible pasaba por la colaboración con otros especialistas y la terapia psicológica y sexual; así como la utilización de fármacos cuyos efectos adversos prolongaban las relaciones sexuales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.