Restauración y tapizado
Un mueble antigüo restaurado y tapizado. La Restauradora

Aquellos que anden buscando una afición en la que invertir su tiempo libre, pueden encontrar la respuesta en la restauracón de muebles, que además de un pasatiempo también es una tendencia decorativa.

Y resulta de lo más apropiada en los tiempos que corren de apreturas económicas ya que resulta una manera perfecta sin apenas inversión económica de cambiar el aspecto de los  muebles, de adaptarlos a nuevas necesidades  o de reparar las manchas, arañazos o golpes que vayan acumulando por su uso cotidiano alargando notablemente la vida del mobiliario.

Además si es capaz de restaurar muebles se convertirá en todo un cazatesoros. Hay potenciales joyas entre los descartes de familiares y amigos y en el mercado de piezas de segunda mano a precios más que razonables.

Eso sí, se requiere tiempo y ganas de aprender. En los trabajos de restauración hay muchas fases y técnicas: revisión de la estructura del mueble, desinfección y desinsectación (de carcoma normalmente), eliminación de herrajes, decapado, sustitución de piezas, encolados, lijados y uniformados, sellados, estucados, barnizado, pulido... Eso sin entrar en técnicas especiales, como el decapé, el policromado, la laca china o la marquetería Boulle.

Otro inconveniente es que requiere bastante espacio, ya que entre el equipo indispensable se encuentra un banco de trabajo, además de las herramientas básicas de ebanistería, tapicería y marquetería, y materiales como barnices, tintes, lana de acero, lijas...

Dónde aprender

Los ayuntamientos y centros culturales municipales suelen facilitar periódicamente el acceso a cursos de restauración, que resultan perfectos para iniciarse. Muchos  restauradores profesionales imparten cursos. Y existen también, obviamente, centros de enseñanza privados que imparten este oficio.

Pero para los valientes también existe la opción de adentrarse en esta afición artesana de modo autodidacta.

Para aquellos que deseen aprender a restaurar en casa y pasando páginas, hay buenos manuales disponibles en el mercado y a precios muy asequibles como  Cómo restaurar muebles antiguos, de María de la Lanza (Editorial Alianza), Restauración y renovación de muebles (Parramón ediciones) y Restauración de muebles y objetos antiguos (RBA).

Y también hay numerosas páginas webs que pueden ser de gran utilidad como El restaurador (probablemente el sitio de referencia en castellano), La Restauradora y Restauracióndelmueble.com.

En LaBlogoteca hay unos cuantos blogs también centrados en esta afición como Galería Púrpura, El taller de Carlos, Creaciones Ana B o Bricolaje, obras y reparaciones.