A preguntas de los medios, por las críticas del PSOE por la postura de los 'populares' ante la manifestación que se celebrará el próximo sábado, día 27, en Guadalajara en contra de la ubicación del ATC en territorio regional, Tirado argumentó que "quien se tiene que aclarar" en torno a este asunto es el propio Barreda.

Así, destacó cómo mientras el PSOE dice en Castilla-La Mancha una cosa, el parlamentario socialista por la provincia de Guadalajara, Jesús Alique, que es portavoz de la Comisión de Industria y responsable de estos temas en la Comisión, seguramente votará en contra de esa propuesta al igual que la diputada por Ciudad Real, Clementina Díez de Baldeón, esposa de Barreda, evidenciando así que al presidente regional "no le hace caso nadie".

En cualquier caso, y respecto al hecho de que el PP de Guadalajara sí acuda a la manifestación contra el ATC mientras el PP de Castilla-La Mancha se ha opuesto a ella manifestando su oposición a estar en una manifestación "antinuclear" cuando el partido no lo es, el secretario regional del PP justificó que, en ese caso, se está hablando "de una instalación concreta, en un sitio concreto" donde están "las personas que representan al PP de Guadalajara".

En este sentido, explicó que la "diferencia" entre el PP y el PSOE es que "Barreda y Rodríguez Zapatero son antinucleares" y que los 'populares' "estamos a favor de la energía nuclear", considerando que el "problema" del presidente de Castilla-La Mancha es "el papelón que está haciendo" en todo esto.

Situación de "debilidad" de Barreda, añadió Vicente Tirado, a la que se añade que ni siquiera hoy el presidente de las Cortes, Francisco Pardo y el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, "le están respetando". Ambos dirigentes celebraron una reunión en el Parlamento para abordar proyectos de cooperación, que el secretario regional del PP interpretó como un acto en el que "los dos delfines" lo que hacen es "repartir ya el botín".

Consulta aquí más noticias de Toledo.