Policía Nacional
La Academia de la Policía Nacional en Ávila recibió el jueves a la última promoción de alumnos. POLICÍA NACIONAL

La plantilla de la Policía Nacional tiene actualmente un déficit de 13.000 agentes. Esta carencia es la diferencia que hay entre el Catálogo de Puestos de Trabajo (los policías que Interior fija que debe haber) y los efectivos que realmente están en activo. El catálogo marca 54.217 policías repartidos en todas las comisarías de España y 13.716 en los servicios centrales (todas las comisarías generales, personal, científica, armamento...) y la plantilla real es de 46.117 en las comisarías y de 8.840 en los servicios centrales, según datos a los que ha tenido acceso 20 minutos. El catálogo regula el número de policías en función de parámetros como los habitantes o criminalidad en cada provincia

Esto quiere decir que en total debería haber 67.933 policías nacionales y en realidad hay 54.957, por lo que el déficit es de 12.976 efectivos. El catálogo, aprobado en diciembre de 2007, y que se suele revisar para hacer pequeños cambios, regula el número de policías en función de varios parámetros, como el número de habitantes o el índice de criminalidad de cada provincia.

"El catálogo no es más que el reflejo de lo que sería una plantilla ideal, el máximo al que se debería aspirar", señalan fuentes policiales. Con estos datos, sólo está cubierto al 81%.

Por comunidades, Madrid es la región que más déficit tiene. Faltan 2.079 agentes. Seguida de Andalucía, con 1.642 policías menos de los que debería haber; la Comunidad Valenciana (-1.154) y Cataluña (-910). Sólo Ceuta tiene más agentes de los que debería, concretamente dos.

Muchas nuevas plazas

A pesar de este importante déficit, el Ministerio del Interior ha hecho un importante esfuerzo en los últimos años para no sólo cubrir las bajas por jubilación, sino para incrementar la plantilla, que ha crecido en unos 7.000 efectivos desde el año 2004. La plantilla ha crecido en unos 7.000 efectivos desde 2004

Y es que Interior ha lanzado en estos años las mayores ofertas de empleo público dentro de la Policía Nacional, con una media de 5.500 plazas cada año. Por ejemplo, en 2005, 2006 y 2007, el Ejecutivo socialista ofertó 5.575 plazas cada uno de esos años. En 2010, la crisis ha frenado este ritmo de creación de empleo, ya que sólo se han ofrecido 1.949 plazas. Otro factor que ha motivado que el déficit no sea aún mayor es que cada vez aumenta más el número de policías que deciden retrasar su edad de jubilación.

El año pasado, el 87% de los agentes en edad de retiro decidieron seguir en su puesto antes de pasar a la segunda actividad, el paso previo a la jubilación (este porcentaje fue del 83% en 2008). Los policías tienen derecho a entrar en esa segunda actividad (puestos de oficina o gestión) entre los 58 y 65 años. Actualmente hay más de 3.000 policías en esa etapa profesional.

5.500 mandos, elegidos a dedo

Los sindicatos policiales SUP y SPP llevaron a los tribunales el catálogo de puestos de trabajo, ya que amparaba los nombramientos a dedo desde inspector jefe hacia abajo. El Tribunal Superior de Madrid ha 'tumbado' ese capítulo del catálogo porque dice que dichas plazas se deben cubrir mediante un concurso de méritos, no por la elección de un superior. Se pueden ver afectados unos 5.500 mandos intermedios elegidos a dedo.