Ayer lo confirmó Tomás Navarro, secretario general del sindicato de técnicos sanitarios de la Región.

Tras más de un mes en paro, los sindicatos han alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Educación para que encargue un informe sobre la viabilidad de convertir los estudios de FP para ser técnico sanitario en una carrera universitaria, homologada en la UE.

La huelga de los técnicos sanitarios, que comenzó el pasado 3 de octubre, obligó a hacer 4.000 muestras de orina y sangre diarias, la mitad que un día normal. Y encima, a una media de diez días de retraso, según fuentes de Sanidad.

De las 4.000 analíticas, 360 se han tenido que remitir cada día a laboratorios privados de la Región al ser necesarias para operaciones quirúrgicas.

La cifras sobre la incidencia de la huelga varían entre el 90% de seguimiento de los técnicos sanitarios, según los sindicatos, y el 15% de huelguistas que dejaron su puesto de empleo, según fuentes de Sanidad.