Los afectados por el proyecto consideran que se construirán más viviendas de las que necesita el barrio, por lo que no dudan en lanzar acusaciones de especulación inmobiliaria. La regidora del distrito, Elsa Blasco, avanzó que se reunirá con las entidades vecinales con la asistencia del concejal de Urbanismo, Xavier Casas.