Los mercados aconsejarán comer sano a sus clientes
Personajes populares participaron ayer en la campaña. Hugo Fernández
Los 40 mercados municipales de Barcelona iniciaron ayer una campaña destinada a fomentar entre sus clientes la dieta sana.

Para ello, Sanitas ofrecerá durante las próximas semanas una información básica a los más de 2.500 vendedores que trabajan en estos mercados sobre aspectos nutritivos, para que después puedan aconsejar a sus clientes. La primera clase fue ayer con los comerciantes del Mercat de Sant Antoni.

Agentes de salud

La campaña se desarrolla bajo el lema Cistell sa y su principal objetivo es «convertir a los vendedores en agentes de salud y vincular el mercado a la alimentación sana», según comentó ayer Jordi Torrades, gerente del Institut Municipal de Mercats de Barcelona.

Una serie de banderolas y carteles recordarán en los mercados la conveniencia de elegir alimentos sanos. Además, se repartirán folletos informativos con consejos nutricionales e imanes con la pirámide alimenticia para los más pequeños.

«Podremos comprar igual de rápido, pero tendremos una formación que nos hará escoger mejor», aseguró Mercé Soley, asesora médica de Sanitas.

Lo que se intenta con esta campaña es fomentar la dieta mediterránea y reducir el número de obesos que hay en Catalunya. Según Sanitas, el 38% de las personas adultas tienen problemas de sobrepeso y el 14% son personas obesas.