Un niño de nueve años ha muerto después de haber sido apuñalado en su casa de Bradford, ciudad en el oeste de Reino Unido, informó este viernes la Policía. Su hermana, de 18 años, también fue apuñalada, aunque su vida no corre peligro.

Los agentes acudieron al domicilio el jueves por la tarde tras recibir una llamada procedente de la casa en la que se les informaba de un apuñalamiento. El niño fue trasladado al hospital de Bradford en el que murió por las heridas.

La Policía de la región de Yorkshire Oeste informó de la detención de un hombre de alrededor de 20 años sospechoso de la muerte del niño y precisó que está siendo interrogado. Algunos medios británicos señalan que el detenido es el novio del hermano mayor del chico, aunque este extremo, según The Guardian, no ha sido confirmado.

El informe forense revela que el pequeño murió a consecuencia de sus heridas, pero no especifica si estas fueron provocadas por un cuchillo o por cualquier otro objeto punzante.

Algunos vecinos, han a Skynew, que la familia del niño era una familia muy unida, amable y discreta y que residía en el barrio de Wibsey desde hacía dos o tres años.