Cibeles apuesta por el riesgo y por los "laberintos de agujeros tridimensionales"

  • La primera jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week se caracterizó por la valentía de las creaciones exhibidas.
  • Tonos violeta y negros, detalles vintage recuperados o los volúmenes tridimensionales protagonizaron los desfiles de este jueves.
  • FOTOGALERÍA: Las mejores imágenes de Cibeles 2010.
Los diseños atrevidísimos de Isabel Mastache.
Los diseños atrevidísimos de Isabel Mastache.
Archivo

La jornada de inauguración de la Cibeles Madrid Fashion Week, que se abrió con los creadores del Ego, optó por el antagonismo: desde colecciones funcionales a sobredosis de sofisticación. Pero, en cualquier caso, todos los desfiles fueron valientes.

<p>Coleman</p>La gallega Sara Coleman (imagen de la izquierda), repetidora este año en la semana de la moda española, abrió la pasarela en la Sala Lancia con prendas para el próximo otoño-invierno en las que conviven el patronaje funcional con el experimental.

De ahí surgen sus tejidos sin costuras y tiras de lana modeladas sobre la figura para conformar laberintos de agujeros tridimensionales llenos de volumen y fuerza.

Faldas, vestidos y pantalones en fieltros y crepes de tonos violeta, negro y verde agua se combinan con su prenda "fetiche", la realizada con tiras de lana, de una de las cuales "tiró" una modelo para arrastrar a sus compañeras y a la propia Coleman sobre la pasarela.

<p>Beba's Closet</p>Frente a la funcionalidad de Coleman, Beba's Closet (en la imagen de la derecha) no desaprovechó su estreno en Cibeles para mostrar una colección -Carte de tendre- integrada por veint(e piezas únicas que incorporan detalles antiguos recuperados.

Otras, como sus vestidos, son series limitadas, con bordados artesanales creados a partir de tejidos vintage, muy propios para asistir a exquisitos actos, en los que su creadora demuestra su pasión por el espíritu de la alta costura.

Gasas, encajes recuperados y cierto espíritu lencero en sus vestidos contribuyen a esculpir el cuerpo a través del modelaje, mientras que el lamés vintage recupera la magia de la aguja y el brillo del pasado.

<p>Cati Serra</p>Para la mallorquina Cati Serrà (imagen de la izquierda), la moda no tiene sexo, es unisex, por lo que la mayoría de sus prendas se adaptan perfectamente tanto al hombre como a la mujer, como sus jerseys de gruesa lana.

Estampados florales adelantan la primavera en monos, pantalones y vestidos, aunque otros materiales como la piel también tienen cabida en cazadoras y leggins con cortes asimétricos y regresa la pinza a los pantalones de cintura alta.

Muy enlutada y sobria apareció sobre la pasarela la colección de Georgina Ordinas, también mallorquina y de la misma escuela que la anterior, con prendas de volúmenes geométricos y líneas puras.

El negro como color único domina todas las piezas, las grandes hombreras se adueñan de las americanas y llegan para quedarse, al igual que con la anterior creadora, las pinzas en pantalones y faldas.

Sin embargo, nada para romper moldes como la diseñadora Isabel Mastache: la creadora probó con tocados imposibles, cueros, cientos de ornamentos cubriendo túnicas y camisetas e, incluso, un pantalón que imitaba la forma de los genitales. ¿Alguien da más?

Medio centenar de creadores consagrados

La 51 edición de Cibeles Madrid Fashion Week, que se prolongará hasta el próximo martes, acogerá las colecciones de 51 creadores consagrados, a los que hay que sumar los integrados en El Ego.

A los 43 desfiles que se sucederán a lo largo de seis jornadas se incorporará la diseñadora catalana Teresa Helbig, mientras que Ion Fiz, María Escoté y Jesús del Pozo retornarán al calendario oficial.

A partir de este viernes, diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada, Victorio & Lucchino, Elio Berhanyer o Hannibal Laguna mostrarán sus diseños, con la esperanza de que 2010 aleje definitivamente los "nubarrones" de crisis que se ciernen, también, sobre el diseño textil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento