Una avioneta se estrella contra un edificio
Agentes del FBI y de la Policía Local inspeccionan los restos de la avioneta que se estrelló contra un edificio de oficinas en Austin (Texas). EFE

Una avioneta de pequeño tamaño se estrelló este jueves contra un edificio de oficinas en Austin, Texas (EE UU). En el incidente, causado por un suicida, dos personas resultaron heridas y una tercera se encuentra desaparecida. Al estrellarse contra el inmueble provocó un gran incendio

El piloto y propietario de la avioneta, identificado como Joseph Andrew Stack, de 53 años, partió del aeropuerto municipal de Georgetown tras haber prendido fuego a su propia casa. Al estrellarse contra el inmueble, en el que se encuentran las oficinas de la Dirección de Impuestos (IRS, por sus siglas en inglés), provocó un gran incendio. El impacto, según el subdirector de Bomberos de Austin, Harry Evans, se produjo en la segunda planta del edificio de siete pisos.

Por el momento se ha constatado la muerte del piloto. El edificio siniestrado, en el que trabajan unos 190 empleados del IRS, está situado junto a las oficinas del FBI en Austin.

Al parecer, Stack dejó una nota suicida en la que declaraba su enfado contra la Dirección de Impuestos. La web EmbeddedArt.com, que actualmente da un error al acceder, asegura que tiene una nota, firmada por Joseph Stack, en la que se lee: "Leí una vez que la definición de demencia es la repetición del mismo proceso una y otra vez esperando que el resultado sea, de pronto, diferente". Finalmente estoy listo a poner fin a esta locura

"Finalmente estoy listo a poner fin a esta locura. De acuerdo, Gran Hermano, IRS, probemos algo diferente: llévate mi medio kilo de carne y que duermas bien", añade la nota, en la que aparece también una referencia a la fecha de fallecimiento del autor, el 18 de febrero de 2010.

Sin conexiones terroristas

Las autoridades han confirmado que hay una persona desaparecida, que sería un empleado de las oficinas que hay en el edificio. El hecho coincidió con una amenaza de bomba

Dos personas fueron trasladadas al Centro Médico Universitario Brackenridge, según detalló la portavoz del hospital, Matilde Sanchez. Además, la edición digital de la cadena indica que, según un portavoz del departamento de Seguridad, no hay razones por el momento para creer que hay una conexión con el terrorismo en este suceso y que se está investigando.

Según testigos, la avioneta volaba a una altura extremadamente baja, y en ningún momento el piloto alertó a las autoridades de que tuviera problemas de vuelo. Aunque se ha descartado que haya sido una acción terrorista, porco después del incidente dos aviones F16 del Pentágono sobrevolaron la zona.

El hecho coincidió con una amenaza de bomba que forzó el desvío de un avión de la aerolínea United que viajaba desde Denver con destino a San Francisco, y aterrizó en Salt Lake City.