Cáncer
El tabaco puede aumentar el riesgo de cáncer oral.

El tabaco y el alcohol disparan el riesgo de desarrollar un tumor en la boca. El tabaco es un agente carcinógeno para las mucosas aerodigestivas de la boca, la laringe y los pulmones, mienras que el alcohol supone un riesgo menor, pero si se suman tabaco y alcohol las posibilidades de un cáncer oral se multiplican exponencialmente, según Julio Acero, cirujano oral y maxilofacial del Hospital Gregorio Marañón y del Hospital Quirón de Madrid.

Los tumores orales están aumentando entre las mujeres, debido probablemente al cambio en el estilo de vida.

“Hasta hace poco, el paciente tipo era un hombre mayor, fumador, alcohólico… Sin embargo, en los últimos años la incidencia en mujeres está aumentando y se están viendo pacientes cada vez más jóvenes”, explica el doctor Acero. La prevalencia se sitúa en 15,7 casos por 100.000 habitantes al año en los hombres

La prevalencia del cáncer oral se sitúa alrededor de 15,7 casos por cien mil varones por año y de 6 por cien mil mujeres por año. Aunque este tipo de tumores no es de los más prevalentes, su impacto en la vida social, la estética y la funcionalidad del individuo es muy importante puesto que aparecen en una zona muy visible y en la que asientan importantes estructuras.

Estos tumores es más frecuentes en la lengua, el suelo de la boca y los labios. Estos últimos son más prevalentes entre personas muy expuestas al sol, como los agricultores o los marineros.

En el tratamiento del cáncer oral se indica la cirugía y, frecuentemente, la radioterapia y/o quimioterapia. Sin embargo, lo fundamental es prevenir evitando la exposición a los agentes carcinógenos (alcohol y tabaco) y con un mantenimiento correcto de las prótesis dentales.

Una vez que aparece la enfermedad, resulta primordial el diagnóstico precoz para que la mutilación con la cirugía sea lo más pequeña posible.