El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, celebró hoy que Galicia "cumpla" con el objetivo de "estabilidad presupuestaria" en el cierre del ejercicio de 2009, pese a los "agujeros" detectados en la estimación de ingresos y gastos durante sus primeros meses de gestión al frente del Ejecutivo autonómico.

Tras la reunión semanal del Gobierno, Feijóo expuso el informe preliminar sobre el cierre del ejercicio presentado por la titular de Facenda, Marta Fernández Currás, cuyos cálculos indican que Galicia cumplirá con la estabilidad presupuestaria -en 2009-, con un déficit del 1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la autonomía y quedando "por debajo" de la media estimada por el Estado para las comunidades, que es del 2,2 por ciento del PIB.

"Es una muy buena noticia", aplaudió el máximo mandatario gallego, antes de resaltar el mensaje positivo que, a su juicio, reciben todos los sectores económicos y mercados de la comunidad. "Iniciamos la senda del rigor presupuestario", añadió y enfatizó la importancia de este hecho en un contexto de crisis económica.

Preguntado sobre las posibilidades que tiene la Xunta de mantener la estabilidad presupuestaria en 2010, pese a la deuda en la que va a incurrir, Feijóo precisó que la comunidad está "dentro de los objetivos" establecidos por el Estado en 2009 y añadió que el reto es "no desviarse" de lo que pactado para este ejercicio.

Así las cosas, se mostró convencido de que España no sufriría el "incremento exponencial de la deuda" registrado en los últimos años si todas las Administraciones públicas cumplieran los objetivos de estabilidad presupuestaria. "En la medida de nuestras posibilidades, nosotros intentaremos no ser una causa más de este incremento", comprometió.

"agujero" en los ingresos

Por otra parte, Núñez Feijóo aseguró que el informe de Facenda confirma los dos "agujeros" denunciados en sus primeros meses de gestión. Así, con respecto a los ingresos, la Xunta confirmó en el cierre del ejercicio de 2009, "sobrevaloraciones" por importe de 609 millones de euros.

Según detalló, 189 millones afectaron a los impuestos indirectos, 28 de tasas y precios públicos, 70 a desviaciones de los ingresos del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) y 274 millones del anterior modelo de financiación autonómico denegado por resolución del Estado de 3 de diciembre de 2009.

A esto, añadió la menor capacidad de financiar gasto a través de la deuda prevista en el presupuesto -por 48,1 millones de euros-, ya que no se cumplió la previsión de evolución del PIB "por una estimación inicial irreal".

Estas minoraciones se compensaron, conforme detalló el presidente, con políticas de ahorro, con el aumento de certificaciones de fondos europeos y el Fondo de Cooperación Interterritorial y con recursos adicionales.

Gastos y austeridad

Con respecto a gastos sin presupuestar, recordó que el pasado mes de mayo se detectaron insuficiencias por valor de 485 millones —116 millones en personal sanitario, 77 millones para pagos de atrasos de prestaciones económicas de la Ley de Dependencia, y 73 millones en el apartado de receta farmacéutica del Sergas, entre otros desfases—, que se "compensaron", sobre todo, con la "racionalización" del gasto en personal y farmacia y con el plan de austeridad.

"La austeridad siempre da frutos", proclamó Feijóo, en relación a un plan que ha permitido generar ahorros corrientes por 144 millones de euros, gracias a la reducción de gastos contingentes y a la implantación de políticas de austeridad, "salvaguardando" el gasto social y el sanitario.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.