Natalie Portman, de niña
Natalie Portman, de niña. YOUTUBE

Defensora de los derechos de los animales, firme activista de movimientos en favor de la igualdad de las mujeres, convencida seguidora del Partido Demócrata (hizo campaña por John Kerry y Hillary Clinton)... Si algo se puede afirmar de la bella actriz Natalie Portman es que nunca ha escondido lo que piensa y, cada vez que se le ha presentado la oportunidad, ha hecho llegar su mensaje a la opinión pública. Y decimos "cada vez que ha podido" porque ya desde niña participó en campañas, como la que abre esta noticia, en la que colaboró en un clip musical para promover el reciclaje y el cuidado con el medioambiente entre la población.

Se trata de una de las primeras apariciones en televisión de Portman. En el clip vemos a una pequeña Natalie a principios de los 90 (apenas contaba 11 años) bailando y haciendo los coros de una canción en la que invitaba a la gente a reciclar y cuidar el medioambiente (algo que ha seguido haciendo con el paso de los años).

Poco después vendría su primer papel cinematográfico, con 12 años, en León el profesional, cuyo casting puedes ver a continuación.

Recondujo su carrera ya desde niña. Su baja estatura no le permitía ser modelo como pretendía desde pequeña, así que optó por la interpretación. Sus padres accedieron al cambio de apellido (cambió su apellido Hershlag, de origen israelí, donde nació, por el de su abuela materna, Portman) para sonar más comercial.

Cuando se habla de Portman no sólo se debe hablar de la dulce y bella actriz que encandiló a todos con su papel de Padmé Amidala en Star Wars, sino también de una joven (no llega a los 30) que impregna de fuerte carácter cada una de las declaraciones que realiza ante los medios. No se anda con medias tintas: si tiene que decir que las actrices "son las personas menos aseadas y más desastrosas que conoce" lo dice, si tiene que asegurar que "agarrararía los pechos de Scarlett Johansson porque son hermosos" lo dice sin tapujos, si se tiene que arrepentir de haber aparecido desnuda en un film se arrepiente. Así es quien un día aseguró que prefería ser "lista antes que una estrella de cine". Pocas pueden presumir de hablar varios idiomas y haber estudiado una carrera (Psicología) en Harvard.