En declaraciones a los periodistas, Almagro afirmó que "es una huelga claramente política que no se ha convocado por motivos sindicales, como lo prueba el hecho de que no están ninguno de los dos sindicatos mayoritarios". En este sentido, añadió que "la huelga ha sido convocada por el SAT con una intención claramente política de desgastar a aquellos ayuntamientos donde gobierna el PSOE en la Sierra y con una finalidad claramente electoral".

Asimismo, manifestó su discrepancia con los datos ofrecidos sobre la tasa de paro en la Sierra, ya que "han dicho que la tasa es del 39 por ciento, cuando es del 21,8 por ciento y el crecimiento de la tasa en enero ha sido del 0,5 por ciento frente el 1,9 del resto de la provincia".

Además, Almagro recordó que "hay un esfuerzo inversor sin precedentes en la Sierra, donde se están invirtiendo actualmente 21 millones del Fondo Estatal de Inversión Local, 7,7 millones del Proteja, 12,8 millones del Plan 5000 y más de 23 millones del programa de fomento del empleo agrario".

El delegado del Gobierno rechazó también que los gobiernos socialistas "hagan oídos sordos a las necesidades de la Sierra, ya que es totalmente falso, como también lo es que no se estén atendiendo peticiones que se hacen, que algunas ya están en marcha, como el aplazamiento del pago del 50 por ciento de las hipotecas a los parados que lo solicitan".

Almagro insistió en el carácter "político" de la huelga y manifestó que "también queda a las claras que el SAT se alinea con quien no quiere arrimar el hombro para luchar contra la crisis sino para sacar rédito político".SEGUIMIENTO

En cuanto a los datos de seguimiento de la huelga, Almagro aseguró que en siete municipios de 19 el seguimiento ha estado por debajo del diez por ciento, mientras que en tres ha estado entre el 70 y el 75 por ciento y en ocho municipios entre el 80 y el 100 por ciento.

En este sentido, manifestó que "es cierto que en los municipios más poblados el seguimiento ha sido mayor, pero por la presencia de piquetes algunos de los cuales han obligado a cerrar establecimientos comerciales y entidades bancarias que habían abierto, lo cual es un hecho constatado".

Asimismo, también mostró su discrepancia sobre los datos de la manifestación de Arcos, donde el SAT cuantifica la presencia de 10.000 personas y según Almagro, los datos de la Policía Local y la Guardia Civil no superan las 2.000 personas.

En este sentido, afirmó que "no se puede obviar que en esta manifestación de Arcos ha habido gente de los diferentes municipios de la Sierra y también llegados desde la campiña sur de Sevilla, desde Marinaleda o El Coronil, que han llegado autobuses".

Finalmente, indicó que los municipios que más seguimiento hubo fue en los municipios de Espera, Alcalá del Valle y Puerto Serrano, con el 100 por 100 de la población. En este sentido, recordó que "se trata de tres municipios gobernados por IU".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.