Una decena de los detenidos la semana pasada en la operación de los Mossos d'Esquadra contra los Casuals, la facción más violenta de los Boixos Nois, han pasado este lunes a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Gavà (Barcelona), después de que el viernes ya lo hicieran cuatro de los arrestados.

Los detenidos han bajado del furgón, la mayoría de ellos encapuchadosLos arrestados han llegado a los juzgados sobre las 9.25 horas en un furgón policial, junto a un amplio dispositivo policial. Los detenidos han bajado del furgón, la mayoría de ellos encapuchados, y los Mossos han introducido en el juzgado también los objetos intervenidos en la operación.

Los detenidos en la operación presuntamente extorsionaban a los gerentes y porteros de discotecas y les amenazaban de muerte para conseguir el control de sus locales, según han explicado fuentes cercanas al caso.

Actuaban en zonas como el Port Olímpic y salas de la parte alta de la ciudadEste grupo actuaba en discotecas de Barcelona, en zonas como el Port Olímpic y salas de la parte alta de la ciudad, así como en localidades del área metropolitana, entre ellas, Castelldefels y Gavà. Eran muy violentos y están relacionados con casos de agresiones, apuñalamientos y brutales palizas.

Las detenciones fueron por tráfico de drogas y extorsión, en una operación en la que se realizaron 15 registros en locales, domicilios, aparcamientos y bares de Barcelona, L'Hospitalet, Sant Feliu de Llobregat, Castelldefels, Esparreguera y Sant Boi.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.