Según informó la policía catalana, el detenido, de 18 años y vecino de Riells i Viabrea, no había obtenido nunca el permiso de conducir y dio positivo a la prueba de consumo de drogas, por lo que le atribuyen un delito de homicidio imprudente y otro contra la seguridad del tráfico —ya que también condujo de forma temeraria—.

El accidente, una salida de vía, ocurrió sobre las 23.50 horas en la calle Olzinelles, y como consecuencia el detenido resultó herido leve y fue trasladado al Hospital Josep Trueta de Girona.

Consulta aquí más noticias de Girona.