La Policía halla en Portugal 500 kilos y, al menos, 5 bombas de ETA listas para usar

  • En una vivienda de Obidos, una localidad turística al norte de Lisboa.
  • También se han encontrado mapas de ciudades españolas.
  • Una mujer denunció la desaparición de los inquilinos de un piso.
  • El lunes recuperaron una furgoneta robada hace un año en Portugal con detonadores y matrículas falsas en su interior.
Un policía investiga la vivienda encontrada con una gran cantidad de explosivos y que supuestamente habría sido abandonada por miembros de ETA en Óbidos.
Un policía investiga la vivienda encontrada con una gran cantidad de explosivos y que supuestamente habría sido abandonada por miembros de ETA en Óbidos.
Mario Caldeira / EFE

La Policía portuguesa ha encontrado mapas españoles, hasta 500 kilos de explosivos y, al menos, 5 bombas (podría tratarse de 10 artefactos) listas para detonar en la vivienda de Obidos, en la zona central de Portugal, de la que se sospecha que miembros de ETA huyeron precipitadamente esta semana. Los presuntos terroristas guardaban mapas de Madrid, según el comandante del Centro de Desactivación de Explosivos de la Guardia Nacional Republicana, Hélder Barros.

Este material estaba escondido en el garaje de la casa donde además habría también diversos ingredientes para la fabricación artesanal de artefactos. El comandante Barros ha informado también de que el explosivo encontrado es nitrato de amonio.

El responsable policial, del Centro de Desactivación de Explosivos de la GNR, una fuerza pública similar a la Guardia Civil española, manifestó que los dispositivos encontrados tienen una alto grado de sofisticación. Los 500 kilos de explosivos, junto a materiales e ingredientes para su fabricación, se encontraban en el garaje anexo a la casa que alquilaron hace un par de meses dos hombres, que en España han sido identificados como presuntos etarras (Andoni Zengotitabengoa Fernández y Oier Gómez Mielgo).

Denuncia de una vecina

El Director Nacional de la Policía Judicial, José María de Almeida Rodrigues, y el Comandante General de la Guardia Nacional Republicana (GNR), Nelson Santos, informaron además de que el lunes fue aprehendida una furgoneta robada hace un año en la localidad lusa de Castelo Branco con detonadores y matrículas falsas en su interior.

Fuentes de la lucha antiterrorista han confirmado que los presuntos terroristas abandonaron la vivienda después de que la Policía portuguesa localizara el pasado lunes una furgoneta con placas "dobladas" y dos detonadores en su interior.

El hallazgo de la vivienda se ha producido, según las citadas fuentes, después de que la propietaria del piso denunciase la desaparición de los inquilinos a los que había alquilado el piso, dos terroristas buscados ahora por las fuerzas de seguridad.

Recuperan una furgoneta con detonadores

La localización de esta vivienda se produce unas semanas después de que la Guardia Civil interceptara en la provincia de Zamora una furgoneta de ETA cargada con explosivos que presumiblemente se dirigía a Portugal, se detuviera a dos terroristas en el país vecino y se especulara con la posibilidad de que la banda contara con algún tipo de infraestructura en Portugal.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ordenó el pasado 31 de enero el ingreso en prisión incondicional para los cinco presuntos etarras detenidos en Vizcaya y Guipúzcoa por la Ertzaintza, entre ellos el supuesto jefe del grupo Ibon Iparragirre, a quien imputa el delito de pertenencia a ETA.

Desde entonces, las Fuerzas de Seguridad españolas y portuguesas habían trabajado con la posibilidad de que la banda terrorista contara con algún tipo de infraestructura en Portugal, ante la presión policial que sufre ETA en Francia.

Hace unas semanas, el propio ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró "razonable" pensar que ETA estuviera creando una infraestructura en el país vecino porque"cada vez les resulta más difícil en Francia". "Ya sabemos que lo están intentando, vamos a poner todos los medios para que esa realidad logística no se produzca", subrayó el ministro.

El pasado 21 de enero, Rubalcaba se reunió en Toledo con su homólogo portugués, Rui Pereira, para intercambiar impresiones sobre la posibilidad de que la banda estuviera instalando una base logística en el país vecino. Durante el encuentro, celebrado en el marco del Consejo Informal de Ministros del Interior y Justicia de la UE, Pérez Rubalcaba pidió a Pereira que agilizara al máximo los trámites para la entrega a España de los dos etarras detenidos en Portugal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento