Lydia Bosch
Lydia Bosch, en una foto de 2005. Archivo

Lydia Bosch ha vuelto a ser protagonista esta semana de las revistas cuché. Semana, Lecturas y Diez Minutos le dedican sus portadas, desde donde la actriz afirma: "Siempre creeré en mi hija".

Niguna madre pondría a su hija ante la inmundicia si no la creyera "Ninguna madre pondría a su hija ante la inmundicia si no la creyera a pies juntillas", indican los abogados de Bosch en un comunicado que recogen los semanario y en el que, entre otras cosas, la presentadora se defiende de los continuos reveses que ha recibido por parte de la justicia en el caso contra su exposo, Alberto Martín. Entre ellos, figura el archivo, sin posibilidad de recurso, de su demanda contra el arquitecto por presuntos abusos a su hija mayor.

La nota también hace alusión al reportaje publicado por la revista Interviú titulado Lydia Bosch necesita 20.000 euros para vivir, y contra el que la actriz podría emprender acciones legales. Según éste, los gastos de Bosch incluyen 10.272 euros anuales del colegio de sus hijos pequeños, 920 de clases de violín, 1.622 del Canal Satélite Digital, 8.691 de teléfono, 10.348 de las nóminas de la empleada del hogar, 6.025 de luz, 2.691 del seguro del coche, 19.194 de "otros gastos" y 83.073 de sus tarjetas de crédito.

Las abogadas de Bosh, sin embargo, han asegurado que las cifras aparecidas no son correctas, ya que los gastos indicados no son exclusivos de su representada, sino de toda la familia y que la publicación de esos datos sólo tendrían como finalidad "el destruir la imagen de Lydia".

Además, Interviú insinuó  que Bosch había denunciado a su marido "por abusos a una menor" después de que éste se negara a acceder a su petición de divorcio y sus exigencias monetarias.

"Volvería a actuar igual"

A esto, la defensa de Bosh responde que nunca se presentó demanda de divorcio, sino medidas de provisionales, y que Lydia "volvería a actuar igual, en defensa de su hija".

Mientras, la vista del divorcio se ha fijado para el próximo mes de marzo.