El número de parados descendió en Catalunya en octubre gracias al descenso registrado en la provincia de Barcelona, con 7.085 personas, evidenciando el desequilibrio territorial denunciado por los sindicatos. De las tres comunidades autónomas donde la tasa de desempleo se debilita, Catalunya es la que experimenta mayor bajada.

Por provincias, Barcelona fue la que registró un descenso del paro respecto al mes anterior (-7.085) mientras que subió en Girona (1.683), Lleida (1.208) y Tarragona (390).

Mejor que en España

En los últimos 12 meses, el número de parados que se han apuntado a las listas de las Oficines de Treball se ha reducido en 11.127 personas, un 4,07% menos, pero que representa un descenso superior en más de tres puntos al del conjunto de España.

En la agricultura es donde más aumentó el paro durante el pasado octubre, con 2.271 personas, un 60,5% más, hasta mantenerse en 6.024 desempleados.

En el sector industrial bajó en 2.329 personas, pero aún se detectan 60.144 parados en este sector. La construcción también muestra pérdidas de empleos, con 484 contratos menos, mientras que el sector servicios se mantiene en 158.896 parados.

Destaca la alta tasa de temporalidad y que la contratación en Catalunya bajó en 991 personas en octubre, pero el aumento anual es de 19.904.